Videograbaciónlegal.es

SOMOS ESPECIALISTAS EN PROTECCION DE DATOS

Consultas on line

Cláusula suelo

Haga click para ampliar la imagen
Reclame la cláusula suelo de su hipoteca

Si usted dispone de una hipoteca con una cláusula de suelo pactada en su contrato, sepa que es posible reclamar frente al banco con el que contrató, solicitando su anulación y la recuperación de las cantidades abonadas de más.
En el último año, los bancos han perdido el 90% de las demandas en los juzgados por cláusulas suelo, con la consiguiente anulación de esta cláusula. Además, cada vez son más los tribunales que obligan a devolver las cantidades por intereses pagados indebidamente por la aplicación de estas cláusulas, consideradas como abusivas.

Intento de ley fallido

A pesar del revuelo causado en la prensa, de las quejas de los ciudadanos y de la tendencia de los jueces a darles la razón, en el mes de noviembre de 2014 se rechazó una proposición de ley para regular las cláusulas suelo y devolver las cantidades abonadas de todos los ciudadanos. El Congreso, con mayoría absoluta del partido gobernante, rechazó la proposición de ley que llevó el Grupo Parlamentario Socialista con el argumento para rechazarla fue que esa medida incrementaría el coste del crédito hipotecario.

Justicia para los ciudadanos

El Tribunal Supremo, máxima autoridad del poder judicial, sentenció el pasado 9 de mayo de 2013 contra las entidades bancarias BBVA, Novagalicia y Cajamar y a favor de los ciudadanos contratantes de hipoteca que reclamaban la nulidad de las cláusulas suelo. El Supremo consideró nulas las cláusulas que no estaban debidamente explicadas en el contrato, con el cálculo de los efectos que supondrían. Desde entonces, jueces y tribunales entienden que en la firma de los contratos de hipoteca, no existía igualdad de condiciones entre las partes. En aplicación de la Ley de Condiciones Generales de la Contratación, se establece que se incorporan al contrato las condiciones generales que el firmante no haya conocido de forma clara y completa al ser firmadas, o aquellas que sean oscuras, determinando su nulidad (arts. 7 y 8). Tanto es así, que el pasado mes de septiembre el Tribunal Supremo anuló ocho cláusulas suelo por falta de transparencia, reafirmando así su criterio. A principios de 2015 siguió dando la razón a los consumidores.

Bancos obligados a negociar

Los bancos están perdiendo la gran mayoría de los juicios sobre reclamaciones de cláusulas suelo y, cada vez más, recurren a la negociación individual y el pacto con el cliente. Todo ello para evitar el gasto que supone al condenado pagar las costas del juicio, daños a su reputación y un efecto llamada a los contratantes de hipoteca que aun no han reclamado.

TJUE respalda a los consumidores

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó una sentencia el pasado 18 de diciembre de 2014 que respalda la posición de los consumidores frente a las entidades de crédito. En ella entiende que la entidad de crédito (banco) debe demostrar que ha cumplido con sus obligaciones de información y comprobación de solvencia del consumidor con quien contrata.

En esta sentencia, el TJUE interpreta la directiva 2008/48/CE relativa a los contratos de crédito de consumo y sostiene que si se impugna un determinado producto financiero o una cláusula por abusiva, son las entidades crediticias (bancos) quienes tienen que demostrar documentalmente que han cumplido sus obligaciones precontractuales de información, no siendo suficiente con incluir una cláusula tipo den el contrato por la cual el consumidor reconozca haber sido informado. De esta manera, el tribunal refuerza la posibilidad de que los consumidores consigan la declaración de nulidad de contratos bancarios sobre productos financieros complejo (swaps, preferentes o subordinados) o del contenido de cláusulas abusivas (cláusulas suelo) por la falta de una debida información sobre el producto o la cláusula.

Además, recoge la obligación de la entidad financiera de comprobar de la solvencia del prestatario, antes de la concesión del préstamo. El incumplimiento de esta obligación puede implicar la declaración de nulidad de la obligatoriedad de pago de intereses y gastos, cuando la entidad pretenda ejecutar un préstamo en el que era previsible, ante la precaria situación laboral o la falta de ingresos del consumidor, que este no podría asumir su obligación de pago de la cuota mensual, incluso en el caso de que la entidad le hubiera solicitado un avalista.

Con dicha sentencia, pone fin al asunto C-449/13, cuestión prejudicial planteada por los tribunales franceses sobre consumo, pero su doctrina es aplicable en España y vincula a los jueces españoles en los procedimientos judiciales tramitados en nuestro país.

Consultas on line Consultas on line  Aviso Legal Aviso Legal  © CUEVA DIAZ Y ASOCIADOS CONSULTORES, S.L. 2015